POESIA LATINOAMERICANA 10 poetas latinoamericanos y su mejor poema

La Poesía de América Latina surge como una fusión de las culturas precolombinas con las culturas europeas, especialmente la cultura española y a partir del siglo XIX con la cultura francesa a  través del vanguardismo literario. Ya en el siglo XX aparece una poesía mas humanista y apegada a las causas políticas y sociales. 

En este video se hace una breve semblanza y se seleccionan los mejores poemas de 10 grandes poetas latinoamericanos, siguiendo un orden cronológico, desde la mejicana Sor Juana Inés de la Cruz, hasta el cubano Nicolás Guillén. Se incluyen también a los tres poetas latinoamericanos que han sido premio Nobel de Literatura: Gabriela Mistral, Pablo Neruda y Octavio Paz. Todos los poemas elegidos han pasado a la historia de la poesía en español por su belleza, en la forma y el contenido. 

 

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ

(1651 – 1695)

Juana de Asbeje, conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, nació en Méjico, hija natural de un capitán español y una aristócrata perteneciente a la familia del marqués del Valle de Oaxaca.  En su adolescencia vivió en la Corte del Virrey Sebastián de Toledo como dama de compañía de la virreina lo que le permitió entrar en contacto con todo tipo de humanistas, en su mayoría licenciados y profesores de la Pontifica Universidad de Méjico. Mujer de gran belleza a los 21 años, al morir su pretendiente favorito, entró en la Orden de San Jerónimo que ya no abandonaría. Durante sus años de vida monástica escribió teatro, autos sacramentales, prosa y poesía. Su estilo predominante es el barroco, muy influida por el poeta español Luis de Góngora. Es la poeta mística más importante de América. Debido a su gran cultura y extensa obra literaria, fue llamada en su tiempo, “la Décima Musa”.

En el poema Hombres necios que acusáis, aborda el tema del trato desigual de la mujer por parte de los hombres y de la sociedad de su tiempo.

 

Hombres necios que acusáis

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Opinión, ninguna gana;
pues la que más se recata,
si no os admite, es ingrata,
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por cruel
y otra por fácil culpáis.

 

JOSÉ MARTÍ

(1852 – 1895)

El escritor cubano José Martí, nace en Cuba, de padres españoles. Desde muy joven llevó a cabo una intensa actividad política y revolucionaria por la independencia de su país. Por ello fue encarcelado y sufrió exilio en España, en donde se licenció en Derecho en la Universidad de Zaragoza.  Posteriormente se afincó en México y Nueva York, desde donde fundó el Partido Revolucionario Cubano y la revista Patria. Su poesía combina la sensibilidad romántica con el culto a la belleza lo que le sitúa dentro de la escuela Modernista. Muere en el año 1885 – tres años antes de la independencia de Cuba -luchando contra las tropas españolas. Se le considera el “Apostol de la Independencia” y “Héroe Nacional de Cuba”.

El breve poema Cultivo una rosa blanca, supone un elogio de la amistad, la lealtad y la honestidad. La rosa blanca simboliza la amistad.

Cultivo una rosa blanca

Cultivo una rosa blanca,
en junio como en enero,
para el amigo sincero
que me da su mano franca.

Y para el cruel, que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo:
cultivo una rosa blanca.

 

RUBÉN DARÍO

(1867 – 1916)

Rubén Darío nació en la ciudad nicaragüense de Metapa. Sus padres se separaron muy pronto por lo que fue a vivir con su madre a la casa de una tía. Llevó una vida bohemia y aventurera en la que ejerció varios trabajos, aunque casi todos ellos relacionados con la literatura. Empezó trabajando como periodista en varios diarios de Nicaragua y el Salvador y fue corresponsal de la Nación, de Buenos Aires, que en aquella época era el diario de mayor difusión en América Latina. Posteriormente ejerció varios puestos diplomáticos y fue embajador de Nicaragua en España. Durante su estancia en España de relaciono con los autores de la Generación del 98, sobre todo con Valle-Inclán. Está considerado como el máximo representante del modernismo literario en lengua española y es el poeta que  ha tenido una mayor y más duradera influencia en la poesía hispana del siglo XX; por ello es llamado el “Príncipe de las letras castellanas”.

En el poema Canción de otoño en primavera, Rubén Darío habla del tiempo maravilloso que se vive en la juventud y de la melancolía que se sufre cuando se está a punto de perderla.

Canción de otoño en primavera

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro
y a veces lloro sin querer

Plural ha sido la celeste
historia de mi corazón.
Era una dulce niña,
en este mundo de duelo y de aflicción.

Miraba como el alba pura;
sonreía como una flor.
Era su cabellera obscura
hecha de noche y de dolor.

En vano busqué a la princesa
que estaba triste de esperar.
La vida es dura. Amarga y pesa.
¡Ya no hay princesa que cantar!

 

GABRIELA MISTRAL

(1889 – 1957)

Gabriela Mistral, nace en Chile en una familia de recursos modestos. Si bien no tuvo una educación formal trabajó como profesora rural en varios localidades chilenas y luego, por oposición, como directora de un instituto en Santiago de Chile. También fue contratada como pedagoga para mejorar los planes educativos del Gobierno Mejicano. Fue la primera mujer diplomática de Chile, ejerciendo en diferentes destinos como la Sociedad de Naciones en Ginebra y como cónsul en Madrid, Lisboa y Nueva York.  Su poesía refleja los dos mundos en que vivió, América y Europa, y dos clases de sentimientos: los más íntimos como la ternura y los más públicos como la solidaridad. En 1945 recibió el Premio Nobel de literatura, siendo la primera escritora galardona en América Latina. 

En el bello y emotivo poema Tierra Chilena, ensalza las bellezas naturales de su país y termina con un mensaje social.

 

Tierra chilena

Danzamos en tierra chilena,
más bella que Lía y Raquel;
la tierra que amasa a los hombres
de labios y pecho sin hiel…

La tierra más verde de huertos,
la tierra más rubia de mies,
la tierra más roja de viñas,
¡qué dulce que roza los pies!

Es bella, y por bella queremos
sus pastos de rondas albear;
es libre y por libre deseamos
su rostro de cantos bañar…

Mañana abriremos sus rocas,
la haremos viñedo y pomar;
mañana alzaremos sus pueblos;
¡hoy sólo queremos danzar!

 

ALFONSINA STORNI

(1892 – 1938)

Aunque nacida en la Suiza italiana, Alfonsina Storni, vivió casi toda su vida en Argentina, en las ciudades de Rosario y Buenos Aires. Sus padres eran propietarios de una cervecería. En su juventud llevó una vida muy precaria trabajando como camarera en el negocio familiar, obrera en una fábrica textil y costurera. También fue actriz, declamando versos en teatros de provincias, y maestra en diferentes centros educativos. A los 20 años fue madre soltera en una época en que era socialmente inaceptable; nunca se casó. Finalmente consiguió introducirse en los círculos literarios argentinos publicando sus poemas en varias revistas, recomendada por el escritor mejicano Amado Nervo que era embajador de su país en Argentina. Su poesía puede encuadrarse en el movimiento modernista con un sentimiento impregnado de lirismo y una sensibilidad exquisitamente femenina.  A los 46 años, diagnosticada de una enfermedad incurable se suicidó, arrojándose al mar. Su muerte inspiró la canción Alfonsina y el mar, interpretada por cantantes muy conocidas como Mercedes Sosa y Chabuca Grande. 

En el poema Tú me quieres blanca utiliza el color blanco como un elemento que representa la pureza y la virginidad que los hombres tanto desean en las mujeres.

Tú me quieres blanca

Tú me quieres alba,
me quieres de espumas,
me quieres de nácar.
Que sea azucena
Sobre todas, casta.
De perfume tenue.
Corola cerrada.

Ni un rayo de luna
filtrado me haya.
Ni una margarita
se diga mi hermana.
Habla con los pájaros
y lévantate al alba.

Y cuando las carnes
te sean tornadas,
y cuando hayas puesto
en ellas el alma
que por las alcobas
se quedó enredada,
entonces, buen hombre,
preténdeme blanca,
preténdeme nívea,
preténdeme casta.

 

JORGE LUIS BORGES

(1899 – 1986)

El escritor argentino Jorge Luis Borges, nació en Buenos Aires en una familia muy reconocida, relacionada con la independencia al país. En la adolescencia viajó con sus padres por Europa, viviendo en Londres, Ginebra y Madrid. A su vuelta a Argentina ejerció varios trabajos de relevancia todos ellos relacionados con la literatura, entre ellos Director de la Biblioteca Nacional de Argentina. Persona de gran cultura y erudición tenías vastos conocimientos de filosofía, historia y literatura, además de un dominio de los idiomas clásicos (latín y griego) y modernos como el inglés, francés y alemán.  La literatura de Borges se caracteriza por una gran complejidad filosófica y un juego permanente entre la realidad y la ficción. Sus obras más conocidas son las narraciones cortas y los cuentos. Es el escritor argentino con mayor reconocimiento internacional.

En el poema Ajedrez,  con forma de soneto, describe el movimiento de las piezas, determinado por una mano del jugador y, por ende, por decisión divina.

 

Ajedrez

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y blancos días.

Dios mueve al jugador y, éste la pieza.

¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza

de polvo y tiempo y sueño y agonía?

 

NICOLÁS GUILLÉN

(1902 – 1989)

Nicolás Guillén, nació en la localidad cubana de Camagüey, donde ejerció de tipógrafo y periodista. Su activismo político de protesta contra el régimen le supuso varios arrestos y el exilio en distintos países entre ellos España. Estuvo presente en la Guerra Civil Española, donde conoció a los poetas Pablo Neruda, Rafael Alberti y Octavio Paz. Conmovido por lo que vio en la guerra ingresó en el Partido Comunista Cubano en el que militó hasta su muerte. Con el triunfo de la revolución cubana liderada por Fidel Castro volvió a Cuba ocupando distintos puestos oficiales y realizando misiones diplomáticas.  Su poesía cabe encuadrarse en una línea realista en un contexto social y político que manifestaba la opresión y servidumbre sufrida por el pueblo. Desde su condición de afroamericano sus poemas tienen un ritmo y una fonética influida por el mestizaje característico de Cuba. Se le considera el máximo representante de la llamada “poesía negra”.

El poema La Muralla expresa la lucha constante del pueblo afroamericano en búsqueda de la igualdad y la justicia social. La muralla representa el racismo y la discriminación, por raza y clase social.

La muralla

Para hacer esta muralla, 

Tráingame todas las manos:

Los negros sus manos negras, 

Los blancos sus blancas manos.

Una muralla que vaya 

Desde la playa hasta el monte,

Desde el monte hasta la playa, 

allá sobre el horizonte.

Al corazón del amigo,

Abre la muralla;

Al veneno y al puñal,

Cierra la muralla;

al  ruiseñor en la flor,

abre la muralla;

al diente de la serpiente,

cierra la muralla.

Alcemos una muralla
juntando todas las manos:
los negros, sus manos negras,
los blancos, sus blancas manos.

PABLO NERUDA

(1904 – 1973)

Pablo Neruda, cuyo verdadero nombre era Neftalí Reyes, nació en un pueblo de Chile en el seno de una familia modesta: su padre era obrero ferroviario. Después de realizar estudios de profesor de francés y trabajar de periodista ingresó en el cuerpo diplomático ejerciendo múltiples destinos en países como Singapur, China, Argentina, España y, finalmente embajador en Paris. Miembro del  Partido Comunista Chileno llevó una vida política muy activa, siendo senador y candidato a la presidencia de Chile. Si bien se inicia como poeta modernista, posteriormente, su obra refleja sus preocupaciones políticas y sociales. Es el poeta latinoamericano más influyente en todo el mundo de habla hispana. En 1971 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura.   

En el poema El cóndor, un ave muy característica de los Andes chilenos, evoca el momento del abrazo entre un hombre y una mujer y la fuerza del amor para sobreponerse a las dificultades de la vida.

 

El cóndor

Yo soy el cóndor, vuelo
sobre ti que caminas
y de pronto en un ruedo
de viento, pluma, garras,
te asalto y te levanto
en un ciclón silbante
de huracanado frío.

Y a mi torre de nieve,
a mi guarida negra
te llevo y sola vives,
y te llenas de plumas
y vuelas sobre el mundo,
inmóvil, en la altura.

 

OCTAVIO PAZ

(1914 – 1998)

Octavio Paz nació en Ciudad de Méjico. Los primeros años los pasa en Estados Unidos, donde su padre era representante del militar y revolucionario Emiliano Zapata. Estudia Leyes y Filosofía en la Universidad Nacional. Como escritor y activista político visita España durante la Guerra Civil donde entra en contacto con poetas como Pablo Neruda o Rafael Alberti. Posteriormente ejerce como diplomático de Méjico en varios destinos, llegando a ser embajador en la India. También fue profesor universitario en varias universidades de Estados Unidos y Europa.  Reconocido novelista y ensayista, su poesía ha sido influida por distintos movimientos como el modernismo, existencialismo y surrealismo. En 1990 recibió el primerio Nobel de Literatura.

En el poema Dos cuerpos, habla de la relaciones de amor y odio que puede haber en una pareja.

Dos cuerpos

Dos cuerpos frente a frente
son a veces dos olas
y la noche es océano.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces dos piedras
y la noche desierto.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces raíces
en la noche enlazadas.

Dos cuerpos frente a frente
son a veces navajas
y la noche relámpago.

Dos cuerpos frente a frente
son dos astros que caen
en un cielo vacío.

 

JOSÉ LEZAMA LIMA

(1912 – 1976)

El poeta cubano José Lezama Lima nació en la Habana en una familia de militares. Con siete años se quedó huérfano de padre lo que marcó su carácter y la vocación de escritor. Licenciado en Derecho, después del triunfo de la Revolución,  ejerció cargos importantes en el mundo cultural cubano. No obstante, su enfrentamiento con el régimen, le condenó al ostracismo en los últimos años de su vida. Escritor muy prolífico, fue novelista, cuentista, ensayista y poeta. Su poesía es de estilo barroco, influida por el poeta español Luis de Góngora del que era un gran admirador. Es sobre todo conocido por su novela Paradiso, de carácter autobiográfico, que esta considerada como una de las mejores del siglo XX.

En el poema Caída la hoja miro expresa la tristeza y sensación de abandono por la pérdida de la persona amada.

 

Caída la hoja miro

Caída la hoja miro,
ya que tu olvido decrece
la calidad del suspiro
que firme en la voz se mece.

La sombra de tu retiro
no a la noche pertenece,
si insisto y la sombra admiro
tu ausencia no viene y crece.

La sustancia del vacío
sólo halla su concierto
elaborando el desvelo

que presagia el cuerpo yerto.
Diosa perdida en el cielo,

yo con el cuerpo porfío.

 

Documentado por: Olegario Llamazares 

Grabación de textos: Alberto Mencos

Lectura de poemas: Inés Carbajal, Mariate Herrero, María Liñan, Teresa Mencos, Patricia Sada, Victoria Urquijo y María Ybarra

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites