EL CARDENAL CISNEROS

Francisco Jiménez de Cisneros fue un religioso y político, que durante el reinado de los Reyes Católicos ostentó los cargos de cardenal, arzobispo primado de Toledo, tercer inquisidor general de Castilla y por dos veces regente del reino de Castilla.

 

Nace en Torrelaguna (Madrid) en 1436 y estudio en Alcalá de Henares, Salamanca y Roma en donde fue ordenado sacerdote. Vuelve de Roma a España accediendo al cargo de arcipreste de Uceda y posteriormente será capellán mayor de la catedral de Sigüenza.

 

Una crisis espiritual le lleva a ingresar en la orden franciscana retirándose a la vida monacal de oración, ayuno y penitencia. Reformará la orden para seguir la estricta observancia de la regla de su fundador, San Francisco de Asís.

 

La reina Isabel la Católica elige a Cisneros como su confesor. Tras el fallecimiento del cardenal Mendoza, Cisneros fue consagrado arzobispo primado de Toledo y también nombrado canciller mayor de Castilla por decisión de los Reyes Católicos.

 

A pesar del poder que ostenta seguirá llevando una vida ascética, comiendo frugalmente, alejándose de las mujeres y durmiendo en un jergón que guardaba debajo de la cama

 

En 1499 se traslada a Granada con el encargo de los reyes de llevar a cabo la cristianización del último reino musulmán en la Península. Al mismo tiempo reorganiza la misión de indias y comienza a mandar misioneros al nuevo mundo para su evangelización, participando activamente en la defensa de los derechos de los indígenas, que deben ser tratados como vasallos libres de la Corona de Castilla, de acuerdo a las instrucciones de la reina Isabel.

 

Cisneros comprendió la importancia de la educación y la cultura en el progreso de los pueblos por ello funda la Universidad de Alcalá de Henares y edita la Biblia políglota en sus versiones originales, hebreo, griego y arameo junto a su traducción latina.

 

También por la ordenanza dictada por Cisneros se establece la obligatoriedad de la identificación de las personas con un apellido fijo a partir del apellido del padre.

Con la muerte de la reina Isabel, es nombrada reina de Castilla su hija Juana (Juana la loca).

 

Ante su incapacidad para reinar, se formará el consejo de regencia presidido por Cisneros, en espera de la llegada de su padre el rey Fernando el Católico desde Nápoles para asumir el gobierno de Castilla. Por esta labor Cisneros será gratificado con el cargo de inquisidor general de Castilla y además le será otorgado el capelo cardenalicio.

 

En 1509, Cisneros financiará y llevará a cabo personalmente la conquista de la ciudad de Orán, en Argelia, que quedará bajo el dominio de España casi 300 años.

 

Muerto el rey Fernando el Católico, Cisneros es nombrado por segunda vez regente de Castilla, a la edad de 80 años, en espera de la llegada del nuevo rey.

 

Cisneros no llegó a conocer al príncipe Carlos que venía de los Países Bajos para coronarse como rey de Castilla y Aragón, con el nombre de Carlos I, pues ya muy enfermo, falleció en el camino, cuando iba a recibirle, en 1517.

 

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites