CRISTÓBAL COLÓN

Cristóbal Colón nació en el año de 1451 en Génova y murió en Valladolid, en tierras castellanas, en el año 1506 sin saber que había descubierto un nuevo continente. Fue navegante, cartógrafo, almirante y descubridor del Nuevo mundo, donde gobernó como virrey y gobernador general de las Indias Occidentales al servicio de la corona de Castilla.

La vida de Colón presenta ciertos enigmas incluso en cuanto a lugar de nacimiento y en donde reposan sus restos, si bien esta confirmado que era hijo de Domenico Colombo un fabricante textil  genovés y que pasó su juventud navegando en la costa de la entonces República de Génova, atendiendo los negocios de su padre. Posteriormente trabajó como agente, comprando azúcar y navegó por el océano Atlántico, llegando incluso hasta Guinea.  

En 1484, a la edad de 33 años, Colón había madurado su proyecto de Gran Viaje y estaba en disposición de proponérselo a las principales Cortes Europeas. A diferencia de la ruta que había seguido el navegante portugués Vasco de Gama, bordeando la costa africana  y el cabo de Buena Esperanza, su proyecto de navegación consistía en que, partiendo de la  idea de que la tierra era redonda y tras una navegación por el océano Atlántico en dirección a poniente, se llegaba a las Indias Orientales conocidas como las Islas de las Especias. 

El navegante genovés se fue a vivir a Portugal que era el gran centro del comercio marítimo. Allí contrajo matrimonio en 1479 con  Felipa Moniz, con la que tuvo un hijo, Diego Colón. Su esposa, al pertenecer a la clase alta portuguesa, le abrió las puertas para contactar con la corte y poder presentar su proyecto de navegación al rey Juan II de Portugal. El monarca luso no rechazó a Colón sino que dilató la decisión, posiblemente con la idea de sonsacarle información sobre su itinerario.

Ante la falta de respuesta de la corona portuguesa, Colón decide trasladarse al reino de Castilla. Se instala en Palos de la Frontera, provincia de Huelva donde contacta con los frailes del monasterio de la Rábida que apoyaron su proyecto y le recomiendan a fray Hernando de Talavera confesor de la reina Isabel de Castilla con la que se entrevistó y a la que consiguió interesar en el proyecto. Durante este tiempo conoce a la cordobesa Beatriz Enríquez de Arana con la que tendrá otro hijo, Hernando Colón.

En 1492, culminada la toma del reino Nazarí de Granda, los Reyes Católicos deciden sufragar el proyecto de Colón, con el apoyo económico de  Luis de Santangel, un prestamista que financiaba a Fernando el Católico. En la localidad Santa Fe, a las afueras de Granada, se firmaron las Capitulaciones de Santa Fé en las que se establecen las condiciones de la expedición y se conceden a Colón amplias prerrogativas a condición de que lograra efectivamente el descubrimiento de nuevas tierras. Se le otorgan los títulos de Almirante, Virrey y Gobernador General de todos los territorios que descubriera o conquistara durante su vida. También se le renoce el derecho a cobrar una décima parte (un diezmo) del comercio realizado con los territorios conquistados. 

Una vez logrado el acuerdo con los Reyes Católicos, Colón efectuó cuatro viajes a América, dando así origen a una ruta de navegación periódica y segura entre Castilla y América.

En el primer viaje, con el apoyo de los hermanos Pinzón consigue formar una tripulación que, el 3 de agosto de 1492 zarpa de Palos de la Frontera con tres carabelas llamadas la Pinta, la Niña y la nao capitana la Santa Maria, haciendo escala en las islas Canarias para llegar a lo que se creía eran las indias. Después de atravesar muchas calamidades, el 12 de Octubre de 1492, día de la Virgen del Pilar, tocan tierra firme en lo que son hoy las Islas Bahamas. En este primer viaje Colón explora varias islas del Caribe y establece un asentamiento en la actual República Dominicana, a la que el denomina La Española. En enero, regresa a España.

En el segundo viaje que dura casi tres años, desde septiembre de 1493 hasta junio de 1496, Colón parte del puerto de Cádiz con cinco naos y doce carabelas. Navega por el Caribe, descubriendo las Antillas Menores (Dominica y Guadalupe). Después, explora, Cuba, llegando hasta La Habana y luego navega al Sur, descubriendo Jamaica. En este segundo viaje aparece la disparidad de criterios entre Colón que prefería dominar militarmente los territorios descubiertos con una finalidad básicamente comercial y de otro, el modelo de los Reyes Católicos de ocupar las tierras para llevar a cabo una colonización cultural y predicar la fé católica.

En el tercer viaje parte de Sanlúcar de Barrameda, con seis navíos y dura dos años desde 1498 a 1.500.  Colón descubre la isla de Trinidad y por primera vez toca tierra en el continente americano, en la desembocadura del río Orinoco, en la actual costa de Venezuela. Durante este tercer viaje, en la Isla de la Española, Colón y sus hermanos son acusados  de mal gobierno y abusos al contravenir las disposiciones de la reina y no tratar a los indígenas como súbditos de su reino por lo que serán apresados y devueltos a Castilla por Francisco de Bobadilla, enviado por los Reyes Católicos. Como consecuencia de este conflicto los Reyes Católicos dan por prescritas las Capitulaciones de Santa Fé, en las que se reconocían los derechos de Colón sobre los territorios descubiertos. 

En el año 1502 Colón vuelve por cuarta vez a América, con cuatro barcos y la compañía de su hermano Bartolomé y su hijo Hernando. Colón parte de Sevilla. El viaje se prolongó por dos años, hasta 1504 en los que exploró las costas de América Central: Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. La Corona le permitió volver a navegar para que encontrara el paso entre las tierras descubiertas y Asia, algo que nunca logró.

A su regreso a España, Colón ya gravemente enfermo, intenta recuperar sus derechos en negociaciones con Fernando el Católico ya que la reina Isabel había fallecido, pero no lo consigue. Fallece en Valladolid, en el año 1506, y una vez más aparece el enigma en su vida, pues a ciencia cierta no se sabe donde reposan sus restos si en España, en la Catedral de Sevilla o, en América, en la catedral de Santo Domingo.

Documentado con la colaboración deMicaela Valdés Ozores

 

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites